• INAH/Mauricio Marat
    INAH/Mauricio Marat
  • Archivo INAH
    Archivo INAH
  • INAH/Mauricio Marat
    INAH/Mauricio Marat
  • Archivo INAH
    Archivo INAH
Cerro de Trincheras
Recibe este nombre porque sus muros y terrazas son semejantes a las "trincheras", término empleado para las fortificaciones en la época colonial.
En el desierto de Sonora, una montaña permitió que, hace doce siglos, mil agricultores, artesanos y gobernantes fundaran una ciudad. Aplanaron en las laderas más de 900 terrazas, levantaron muros de piedra rodada, en la cima abrieron una plaza y trazaron un gran caracol. Su huella persiste.
Sobre la zona
Los primeros pobladores del continente americano llegaron al territorio del actual estado de Sonora hace unos 13,000 años. Al formarse el desierto de Sonora, hace 10,000 años, estos cazadores y recolectores se adaptaron a las condiciones y enriquecieron su dieta con las plantas propias del desierto. La riqueza natural de la región permitió que la forma de vida arcaica permaneciera varios milenios.

Hace aproximadamente 3,500 años, los pobladores conocieron el cultivo del maíz y utilizaron canales para regar. Los cuidados que requiere la agricultura trajo consigo el surgimiento de los primeros asentamientos permanentes, conocidos como aldeas, las cuales tenían rasgos culturales comunes: elaboración de cerámica púrpura sobre rojo y construcción de muros o “corrales” en la cima de algunos cerros, así como terrazas o “trincheras” edificadas en las laderas. Por ello, se dice que estas aldeas forman parte de la tradición “Trincheras”.

Hace unos 700 años, el sitio se convirtió en el centro rector de las aldeas de agricultores que se asentaron en los valles de los ríos Magdalena, Altar y Concepción. Concentró una población de más de 1,000 habitantes de 1300 a 1450. Cuando el control de los valles desde este pueblo se volvió imposible, las comunidades volvieron a vivir en aldeas dispersas.

En este asentamiento prehispánico se construyeron terrazas con muros de piedras. Sobre ellas, los antiguos habitantes tuvieron sus casas y ramadas, y llevaron a cabo todas las actividades de la vida cotidiana; además, utilizaron áreas especiales, unas para ceremonias públicas-comunitarias y otras para rituales privados de acceso exclusivo a cierto grupo o a la familia dirigente.
1300-1450

Preclásico Tardío a Posclásico Tardío

Sabías que...
  • El nombre de este asentamiento se atribuye al capitán Mateo Manje, quien acompañó al padre Francisco Kino al valle del río Magdalena. Al ver las terrazas, el militar mencionó que se trataba de trincheras de uso bélico.
Un experto opina
Elisa Villalpando Canchola
Elisa Villalpando Canchola
Centro INAH Sonora
Zona arqueológica
Cerro de Trincheras
Información práctica
Miércoles a domingo de 9:00 a 16:00 hrs. Aforo máximo 50 personas simultáneamente

Entrada libre


  • Cuota por cámara de video
  • Prohibido fumar
  • Prohibido ingresar alimentos
  • Prohibido mascotas
Blvd. Joaquín Murrieta y Calle Sonora, Trincheras, Sonora

Desde la ciudad de Hermosillo, tomar la Carretera Federal núm. 15 con dirección a Nogales. Continuar por la Carretera Federal núm. 2, Santa Ana-Caborca, hasta la caseta que se encuentra en el km 40 y, poco más adelante, tomar la desviación a la población de Trincheras, que se localiza a 42 km.


Servicios
  • Centro de atención al visitante
  • Estacionamiento
  • Sanitarios
Sugerencia
Para uso de cámaras profesionales y tripié se requiere permiso previo.
  • +52 (662) 217 2580
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Directorio
Administración del Centro INAH Sonora
Anabell Hernández Bedolla
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
+52 (662) 212 63 64 y 217 4222
Cerro de Trincheras
Estructuras
Cerro de Trincheras
1816
2_El_caracol
Trincheras_MauricioMarat_4
INAH/Mauricio Marat
La cancha
340_A_cerro_de_las_trincheras_2
Archivo INAH
portada_cerro_de_trincheras
INAH/Mauricio Marat
1_Corral_prehispanico_y_Cerro_de_Trincheras
Archivo INAH
3_Cerro_de_Trincheras,_Sonora_S
Norte
En el desierto de Sonora, una montaña permitió que, hace doce siglos, mil agricultores, artesanos y gobernantes fundaran una ciudad. Aplanaron en las laderas más de 900 terrazas, levantaron muros de piedra rodada, en la cima abrieron una plaza y trazaron un gran caracol. Su huella persiste.
Twelve centuries ago, a mountain enabled a thousand farmers, craftsmen and leaders to establish a city in the Sonora desert. They levelled out more than 900 hillside terraces, raised walls of river stones, built a plaza on the peak and marked out a shell form. Its traces still remain.
Recibe este nombre porque sus muros y terrazas son semejantes a las "trincheras", término empleado para las fortificaciones en la época colonial.
The site's name (“Mountain of trenches”) comes from the resemblance of its walls and terraces with military fortifications.

AVISO LEGAL

Los contenidos de este portal pertenecen al Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, pueden ser descargados y compartidos sin modificaciones siempre que se reconozca su autor y sin fines comerciales.

Footer MediatecaINAH

Guardar
Lugares INAH

Idioma