Pieza
Después de los tormentos, Cristo fue presentado por Pilato ante el pueblo diciendo: “Este es el hombre que tienen por su enemigo”. Sin encontrar causa para su muerte, compadeciéndose de Él, le pidió que negara todo lo que había dicho, sin embargo, Jesús no aceptó. Los presentes comenzaron a gritarle al gobernador de Judea: “Crucifícale”.

AVISO LEGAL

Los contenidos de este portal pertenecen al Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, pueden ser descargados y compartidos sin modificaciones siempre que se reconozca su autor y sin fines comerciales.

Footer MediatecaINAH

Guardar
Lugares INAH

Idioma