Museo del Caracol, Galería de Historia
Permanente
INAH-Permanente
7184
Pieza
 

Tras recibir la noticia de que la conspiración había sido descubierta, Hidalgo decidió adelantar el levantamiento. Acompañado del capitán Ignacio Allende, liberó a los presos del pueblo de Dolores y encarceló a los españoles. Luego se dirigió al atrio de la iglesia e hizo sonar las campanas para reunir a los pobladores.

El cura Hidalgo habló entonces a la multitud y la convenció de luchar contra el gobierno virreinal. Nada dijo en aquel momento de la Independencia, y lo más probable es que sus palabras hayan sido "¡Viva la Virgen de Guadalupe! ¡Viva Fernando VII! ¡Muera el mal gobierno!" Más de quinientos individuos, entre hombres y mujeres -campesinos, artesanos, rancheros y reos recién liberados– formaron el primer ejército insurgente. Pero antes de dos meses sus seguidores sumarían ochenta mil.

AVISO LEGAL

Los contenidos de este portal pertenecen al Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, pueden ser descargados y compartidos sin modificaciones siempre que se reconozca su autor y sin fines comerciales.

Footer MediatecaINAH

Guardar
Lugares INAH

Idioma