Pieza
Los evangelios canónicos no sitúan el lugar en el que Jesús fue circuncidado, sin embargo, la Tradición menciona que fue llevado al Templo de Jerusalén. La circuncisión era una ceremonia judía en la que se le ponía el nombre al varón recién nacido. En el Evangelio de san Lucas se narra esta escena: “Cuando se hubieron cumplido los ocho días para circundar al Niño, le dieron el nombre de  Jesús, impuesto por el ángel antes de ser concebido en el seno”. El mohel era el sacerdote judío que realizaba la operación.

AVISO LEGAL

Los contenidos de este portal pertenecen al Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, pueden ser descargados y compartidos sin modificaciones siempre que se reconozca su autor y sin fines comerciales.

Footer MediatecaINAH

Guardar
Lugares INAH

Idioma