Protección para los Ángeles. Los Santos Patronos de la ciudad de Puebla
2017
Protección para los Ángeles. Los Santos Patronos de la ciudad de Puebla
Abril 07, 2017
Agosto 15, 2017

México

Mtro. Jesús Joel Peña Espinosa
Protección para los Ángeles. Los Santos Patronos de la ciudad de Puebla

La necesidad de una vida segura, de un orden social inmutable, de una población a salvo de la incontrolable naturaleza y los enemigos del espíritu, de una legitimación del poder político, fueron pivote para la conformación de un ciclo devocional específico de la ciudad de Puebla de los Ángeles. La representación de la ciudad, el Ayuntamiento, fue la corporación que estableció las relaciones entre el orden terrenal y el mundo sagrado en búsqueda de la protección para la angelópolis. Mediante la elección o aceptación de un miembro de la corte celestial a título de patrono, se constituyó un ciclo devocional angelopolitano mediante la formulación de contratos entre santos y advocaciones con los habitantes de la Puebla. Los santos patronos de la ciudad de Puebla, conforman una muralla de protección contra diversos peligros.

El patronato de los santos sobre las poblaciones forma parte del proceso histórico de la Iglesia, refiere el reconocimiento, la veneración y el culto a cristianos particulares cuya vida ha destacado entre los demás por circunstancias especiales. Para que un santo fuese considerado patrono y protector de una comunidad, debía existir una declaración expresa por parte de la misma, que manifestara un compromiso de dos partes, el santo y la población. Esta declaración se expresaba mediante el voto que la autoridad local hacía en favor de un santo o alguna advocación particular cristológica o mariológica, de ahí que se conozcan como patronatos votados o jurados. La tradición de declarar santos patronos como protectores parece originarse en la Edad Media y fue incrementándose hacia los tiempos modernos en varias regiones de Europa. La península ibérica, en particular, había desarrollado esta expresión religiosa con mayor profusión desde el siglo XV, a finales de dicho siglo, y sobre todo en el siglo XVI, hubo una pujanza en la práctica de proclamar santos patronos en toda la región de Castilla la Nueva.

Esta acción tenía implicaciones recíprocas, como si se tratase de un contrato, donde el pueblo se comprometía a tener particular veneración hacia determinado santo y celebrarle su fiesta, mientras que éste estaba obligado a proteger la población conforme a las circunstancias y particularidades expresadas en el juramento realizado. Desde esta perspectiva, la celebración era una renovación del contrato suscrito y un recordatorio de los respectivos compromisos.

El origen del voto está relacionado con necesidades específicas de una comunidad, necesidades que nacen de las alteraciones ocurridas en el entorno natural, como sequías, plagas, pestes. Estos desastres naturales, superiores a las fuerzas humanas, condujeron a las poblaciones a buscar una protección especial. Ciertos actos sobrenaturales (señales) fueron considerados como manifestaciones de algún santo para ser objeto del culto de un pueblo, a veces una desgracia llegó a considerarse provocada por los mismos santos para manifestar su deseo de ser venerado.

Con base en estas premisas, Puebla tuvo sus santos patronos en favor de los cuales destinó recursos para su fiesta y asistió a las celebraciones rituales en representación de todos los habitantes de la ciudad. Durante muchos años formaron parte de los días extraordinarios en la vida religiosa, sus imágenes deambulaban por las calles acompañadas con toda solemnidad por el Ayuntamiento y, en la gran mayoría de los casos, por el cabildo de la catedral. Las casas se aseaban y revestían, había corridas de toros y por las noches un ascua de luces centelleaban el cielo angelopolitano. Esta es la historia que se narra en la exposición.

CATÁLOGO
CARTEL
Fotografías
Salas / Temas de la exposición
Temporal

AVISO LEGAL

Los contenidos de este portal pertenecen al Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, pueden ser descargados y compartidos sin modificaciones siempre que se reconozca su autor y sin fines comerciales.

logo mediateca blanco

Guardar
Lugares INAH