Opinión de un experto
El sol como guía
Alta Vista fue un centro ceremonial integrado por un complejo conjunto arquitectónico, formado por estructuras de carácter cívico-ceremonial que no fueron erigidas simultáneamente; a lo largo del tiempo hubo diversas etapas constructivas y remodelaciones. Su ubicación geográfica y orientación fueron determinadas por sacerdotes-astrónomos de origen teotihuacano, quienes buscaron, en el norte de Mesoamérica, el lugar donde el sol inicia su retorno al sur: el Trópico de Cáncer. Actualmente el sitio se encuentra a 4.2 km al sur de esta línea, cuyos objetivos eran identificar el inicio y fin del ciclo agrícola y organizar el calendario de peregrinaciones y festividades religiosas.

Gracias a la observación del paisaje, los antiguos pobladores de Alta Vista lograron trazar una triangulación precisa entre la cumbre del cerro Picacho Pelón —en la sierra de Chalchihuites—, el cerro Chapín y el cerro de Pedregoso. En cerro Chapín se descubrieron dos petrograbados tallados en forma de círculo-cruz, semejantes a los encontrados en Teotihuacán y sus alrededores. Desde uno de estos petrograbados es posible observar los primeros rayos de sol del solsticio de verano (21 de junio), luego de que el astro rey emerge detrás de la cima del Picacho Pelón, mientras que para el solsticio de invierno (21 diciembre) este mismo fenómeno se advierte desde el cerro de Pedregoso. Quien esté en el Laberinto-Observatorio del sitio de Alta Vista durante los amaneceres de los equinoccios de primavera y otoño —21 de marzo y 23 de septiembre—, podrá contemplar nuevamente el nacimiento del sol sobre la punta del Picacho Pelón.
Otras opiniones

AVISO LEGAL

Los contenidos de este portal pertenecen al Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, pueden ser descargados y compartidos sin modificaciones siempre que se reconozca su autor y sin fines comerciales.

logo mediateca blanco

Guardar
Lugares INAH