Opinión de un experto
Arcilla para los siglos
Comalcalco la ciudad de los grandes alfareros

Los ladrillos que forman muchos edificios de Comalcalco y gran parte de las piezas que se exponen en el museo se hicieron a mano o usando moldes. Hace más de mil quinientos años, mujeres y hombres dieron forma al barro para elaborar ollas, cazuelas, platos, vasos y cucharas para cocinar o servir sus alimentos. La calidad del material aunado a la experiencia de los alfareros originó que numerosas piezas cerámicas fueran requeridas y se distribuyeran por vía marítima bordeando la costa del Golfo de México, hasta lugares distantes en la Península de Yucatán.

El barro se empleó igualmente en la manufactura de collares, anillos y pendientes, así como en pequeños malacates necesarios para convertir la fibra del algodón en un hilo fino con el cual podían tejer su vestimenta. La plasticidad del material permitió modelar cilindros de diferentes tamaños que, embonados, formaron tuberías que distribuyeron o desalojaron el agua en algunos espacios de la ciudad.

La versatilidad de usos de las arcillas locales fue aprovechada por la gente de Comalcalco en la manufactura de objetos asociados con sus creencias y rituales. Destacan las enormes urnas funerarias hechas para proteger y disponer del cuerpo de un miembro distinguido de la sociedad. Recipientes que requirieron un conocimiento avanzado de las cualidades plásticas de la arcilla para formar contenedores mayores a un metro de alto por un metro de ancho sin que se desplomaran durante el cocimiento, así como la experiencia de conocer la cantidad de combustible y tiempo necesario de cocimiento de las piezas incluso sin usar hornos.

Igualmente destaca la producción de figurillas de mujeres, hombres y animales a escala, gran parte de los cuales constituían imágenes de gobernantes, jugadores de pelota o representaban escenas de diferentes actividades como la elaboración de textiles o alimentos. También eran piezas que funcionaban como sonajas (usualmente las figuras femeninas) o instrumentos de viento (las representaciones masculinas). Las figurillas permiten indagar aspectos sobre roles sociales, vestimenta y elementos de identidad local; y constituyen un medio para conocer algunos de los sonidos que acompañaron la vida cotidiana o ritual de la población.

La arcilla es un material que ha permitido al hombre elaborar múltiples cosas, tanto objetos rústicos como de gran fineza, que sólo tienen como desventaja su fragilidad. Te invitamos a pensar cuando recorras el museo, en todo el trabajo que implicó para los antiguos artesanos hacer cada pieza y cuando recorras la zona arqueológica entiendas porqué se restringe el tránsito sobre determinadas áreas, que además de tener muchos años de antigüedad, son más delicadas que las construcciones hechas con piedra.

¡Se parte de nuestro equipo! Y cuando nos visites ayúdanos a explicarle a los que no saben cuál es la importancia del patrimonio que resguarda el museo, y porqué debemos respetar las rutas para recorrer la antigua ciudad de Comalcalco.
10-575776-sala_1_editado-1
INAH-Museo de Sitio de Comalcalco
Ladrillo
Otras opiniones

AVISO LEGAL

Los contenidos de este portal pertenecen al Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, pueden ser descargados y compartidos sin modificaciones siempre que se reconozca su autor y sin fines comerciales.

logo mediateca blanco

Guardar
Lugares INAH