Opinión de un experto
¿Quién es El Diablito?
En la zona arqueológica El Vallecito, localizada en La Rumorosa, el resguardo El Diablito debe su nombre a un personaje humano de cuerpo entero plasmado en color rojo, sobre cuya cabeza se agregaron dos cuernos que lo hacen lucir como tal. De ahí que durante décadas se le haya conocido popularmente como “El Diablito”. Sin embargo, ¿qué representa en realidad este enigmático personaje que no tiene relación alguna con el catolicismo y que, además, cada solsticio de invierno protagoniza un fenómeno arqueoastronómico en el cual, al despuntar el sol, se ilumina, para marcar con ello el fin y el comienzo de diversos ciclos en la vida de los antiguos nómadas kumiai.

La referencia histórica para entender esto la encontramos en el libro Historia de la Antigua o Baja California, escrito por el jesuita Francisco Xavier Clavijero en el siglo XVIII. Ahí Clavijero, refiriéndose a cómo los indígenas de Baja California cazaban, menciona: “Para cazar los ciervos (venados) usan de una estratagema curiosa. Toma un indio una cabeza de ciervo conservada con este fin, y poniéndosela sobre la suya, se esconde tras unos matorrales, de modo que no se le vea más que la cabeza postiza, la cual mueve de manera que parezca viva. Los ciervos engañados al verla se acercan, y son fácilmente matados por otros cazadores que los acechan”.

Es claro entonces que El Diablito en realidad representa a un cazador con una cabeza de venado como tocado. Hay que decir además que la cornamenta representada en El Diablito tampoco es cualquiera: es característica de los venados conocidos como “alesnillos”, que son ejemplares con astas de un solo pico, sin bifurcar y sin horqueta, a los cuales la población rural y la cinegética conocen como venado alesnillo (la palabra viene de lesna o lezna, pico). De acuerdo con información brindada por el Mtro. Alberto Tapia Landeros, en Baja California solamente hay venado bura de la subespecie Odocoileus hemionus fuliginatus, a la que pertenecen los “alesnillos”. Se cree que sólo habitan áreas específicas en función de las condiciones nutricionales de la cubierta vegetal. No se consideran trofeos de caza y algunos cazadores incluso los desprecian. Hay quienes dicen que hay que matarlos, lo que ha ocasionado que sean una especie en peligro de extinción.

Sobre estos venados, los antiguos indígenas de El Vallecito no pensaban igual que los cazadores actuales, pues su finalidad era cazarlos para consumirlos, no para servir de trofeo. Es muy probable que antes de la cacería efectuaran rituales en el resguardo de El Diablito para que les fuera propicia, y también que los “alesnillos” fueran sumamente valorados por los antiguos kumiai, de ahí el detalle al representarlos en su pintura.

Los venados se acercan y son visibles al interior de El Vallecito de octubre a diciembre. Su presencia ahí termina precisamente cuando comienzan las nevadas, con el solsticio de invierno, fenómeno marcado astronómicamente cada año en El Diablito.

Para los antiguos kumiai, el color rojo (kwar) estaba asociado con el norte, de donde viene el invierno. Así, El Diablito de color rojo, con su cornamenta de venado “alesnillo”, representa el fin de la época de cacería de venados, el comienzo del invierno, las nevadas, las lluvias y, con ello, una futura y abundante época de recolección de piñón.
Foto_1
Antonio Porcayo Michelini
Inicio del evento solsticial de invierno
Foto_2
Antonio Porcayo Michelini
Momento en que El Diablito es cubierto por completo por la luz solar
Foto_3
Antonio Porcayo Michelini
Culminación del evento solsticial de invierno
Foto_4
Olimpia Vázquez Ojeda
Vista panorámica durante el evento solsticial de invierno
Foto_1_Hombre
José Aguilar
Vista panorámica del sitio El Hombre en el Cuadro
Foto_2_Hombre
José Aguilar
Equinoccio de otoño al atardecer en El Hombre en el Cuadro
Foto_3_Hombre
José Aguilar
Solsticio de invierno al amanecer en El Hombre en el Cuadro
Foto_4_Hombre
José Aguilar
El sol al atardecer visto desde El Hombre en el Cuadro durante el equinoccio de primavera
Otras opiniones

AVISO LEGAL

Los contenidos de este portal pertenecen al Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, pueden ser descargados y compartidos sin modificaciones siempre que se reconozca su autor y sin fines comerciales.

logo mediateca blanco

Guardar
Lugares INAH