Opinión de un experto
La cerámica prehispánica de la cultura Casas Grandes en el Norte de México

El Museo de las Culturas del Norte entre sus muchos materiales arqueológicos recuperados durante las excavaciones de 1956, exhibe una amplia gama de vasijas prehispánicas, que pertenecen a la tradición cultural Casas Grandes, con Paquimé como su centro regional, durante los siglos XIII y XIV. Esta tradición cultural mezclo elementos de las culturas Pueblo en el norte y de las civilizaciones mesoamericanas hacia el sur.

La cerámica prehispánica de Casas Grandes es ampliamente reconocida, excepcional entre las tradiciones cerámicas del Gran Suroeste. Pero es lo que revela acerca de la sociedad que la produjo, que permite observar el esplendor de uno de los Pueblos más importantes de la región. La cerámica del Periodo Medio contiene diseños geométricos pintados en rojo y negro sobre un fondo claro. Los tipos polícromos de la Cultura Casas Grandes, incluyen al Babícora, Carretas, Corralitos, Dublan, Escondida, Huérigos, Villa Ahumada, y el más dominante: Ramos Polícromo, que parece haberse producido en el área nuclear de la cultura. Otros tipos fueron hechos en distritos lejanos. Los ceramistas también lograron la excepcionalidad en la producción de las cerámicas lisas, con tipos conocidos como Playas Red y Ramos Black. Pocas cerámicas fueron importadas, como el tipo El Paso Policromo, la cerámica de comercio más frecuente, señalizando contacto con los pueblos de la Jornada Mogollón en Nuevo México.

La cerámica de casas grandes entrelaza diversos aspectos de la vida, entre domésticos y rituales. Es un vestigio del desarrollo de la cerámica utilitaria a objetos de arte, con características intrépidas, con diseños geométricos polícromos y diversas formas y decoraciones. Los estudios científicos para analizar la composición de las arcillas, revelan que Paquimé fue el centro de producción especializada de una amplia red de comercio que comerciaba cerámica a otras villas. Las imágenes representadas en las cerámicas narran el complejo social y sus historias míticas empleando símbolos de las culturas antiguas.

De particular interés son las vasijas efigie representado formas anímales, humanas, naturales y supernaturales, con una rica iconografía insuperable en toda la cerámica de la región. La importancia simbólica de las guacamayas y serpientes son inequívocas. Las serpientes simbolizan a la gran serpiente del Suroeste y las guacamayas a la vida. El crecimiento de una élite gobernantes en el Siglo XIII coincide con la explosiva producción de una vistosa y colorida cerámica cargada de simbolismo, que algunos arqueólogos proponen es un reforzamiento político, económico y religioso. Valores e intereses de las clases gobernantes. El aumento de la influencia y poder de las élites habilitó el surgimiento de alfareros especializados, capaces de crear vasijas de espectacular arte. Muchos de estos ejemplos aparecen a lo largo de la exhibición de las tres salas del Museo con mayor énfasis en la segunda.

Otras opiniones

AVISO LEGAL

Los contenidos de este portal pertenecen al Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, pueden ser descargados y compartidos sin modificaciones siempre que se reconozca su autor y sin fines comerciales.

logo mediateca blanco

Guardar
Lugares INAH