Opinión de un experto
Ejemplo poco común de arquitectura megalítica
Iglesia Vieja fue una capital de los zoques en el Clásico Temprano ((250-600 d.C.). Se ubica en un punto estratégico en el Istmo de Tehuantepec, dentro del corredor cultural o ruta de comercio de Mesoamérica, es decir, al este floreció la cultura maya y al oeste Monte Albán en Oaxaca y Teotihuacán en el Altiplano central de México.

El carácter más relevante de Iglesia Vieja es la arquitectura megalítica, que utiliza bloques o lajas extraordinariamente grandes; algunos miden más de tres metros y pesan dos toneladas. La material prima de construcción es la granodiorita, lo que se explica porque cerca se encuentran algunas canteras de esta roca volcánica.

Durante el trabajo de excavación y restauración se movieron las piedras megalítica sin usar maquinaria. Sólo se empleó fuerza humana y técnicas sencillas, como palanca, tronco, sogas, etcétera, mismas que fueron utilizadas por los constructores prehispánicos. La pregunta aún no resuelta es qué herramientas o técnicas usaron los antiguos pobladores para cortar y perfeccionar estas lajas planas.

Por el momento, podemos decir con seguridad que la técnica de cantería megalítica fue resultado de una larga tradición entre los habitantes de la región de Tonalá, pues aquí se desarrollaron sitios donde observa la evolución de la técnica de cantería antes de Iglesia Vieja.
Otras opiniones

AVISO LEGAL

Los contenidos de este portal pertenecen al Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, pueden ser descargados y compartidos sin modificaciones siempre que se reconozca su autor y sin fines comerciales.

logo mediateca blanco

Guardar
Lugares INAH