Opinión de un experto
La Tumba Triple de Yagul...
o cómo los zapotecos innovaban constantemente su arquitectura.

Un aspecto común en la composición arquitectónica de las ciudades zapotecas del periodo Clásico fue la construcción formal de tumbas de mampostería de piedra. Generalmente, esas tumbas se ubicaban debajo de los pisos de las casas de la gente común y de estatus alto, y sus restos materiales le han servido a la arqueología para discernir acerca de las costumbres funerarias de la sociedad prehispánica.

La Tumba Triple de Yagul muestra las innovaciones de la época Clásica Tardía. En realidad, se trata de tres tumbas cuyas entradas confluyen en un exclusivo recinto funerario, formando entre todas una especie de cubo. John Paddock las numeró como Tumbas 30, 3 y 29. Se encuentra ubicada en el centro del llamado Patio 4, cuadrángulo que se encuentra delimitado por cuatro montículos y mantiene la disposición de las plazas establecida en Monte Albán.

La particular fachada de la Tumba 30 destaca por la profusa ornamentación de un tablero central horizontal, que enmarca dos paneles de grecas talladas en secciones rectangulares. En ambas jambas colocaron dos pequeñas cabezas humanas talladas en piedra, o “clavos”, llamados así por su sección larga que se empotra en el muro. En esta tumba la antecámara se convirtió en el espacio principal, ya que forma los “brazos“ de una cruz y, al fondo, la cámara es un recinto menor.

La fachada de esta tumba muestra diversos motivos estéticos comunes en Mesoamérica, aunque pocas veces reunidos en la arquitectura funeraria, como es el caso del xicalcoliuhqui o greca escalonada con restos de pintura roja, los tableros zapotecos, y las caritas a que hicimos referencia. Toda ella está lograda a base de un delicado trabajo de talla de piedra, lo que le da un carácter singular.

Este conjunto de tumbas, y su fina arquitectura en la que sobresale un trabajo excepcional en piedra, dio pie para que John Paddock e Ignacio Bernal, con base en una supuesta “época Mixteca” encontrada por Alfonso Caso en Monte Albán, sostuvieran que en realidad eran construcciones de la tradición cultural Mixteca. Con esta aseveración iniciaron un debate sobre la presencia Mixteca en el Valle de Oaxaca, mismo que hasta la fecha no ha quedado del todo resuelto.

De cualquier manera, la Tumba Triple de Yagul representa una novedad en la construcción y el diseño en una ciudad que estuvo dispuesta a innovar las propuestas estéticas que habían tenido su origen siglos atrás en Monte Albán. Su refinada arquitectura y lugar privilegiado dentro de la traza urbana, nos dan los argumentos para visitar esta joya prehispánica y para conservarla como parte de las raíces de las grandes culturas que se desarrollaron en el México prehispánico.
tumba_triple_de_Yagul_1
INAH-Héctor Montaño
Otras opiniones

AVISO LEGAL

Los contenidos de este portal pertenecen al Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, pueden ser descargados y compartidos sin modificaciones siempre que se reconozca su autor y sin fines comerciales.

logo mediateca blanco

Guardar
Lugares INAH