• INAH-DMC/Mauricio Marat
    INAH-DMC/Mauricio Marat
  • INAH-DMC/Mauricio Marat
    INAH-DMC/Mauricio Marat
  • INAH-DMC/Mauricio Marat
    INAH-DMC/Mauricio Marat
  • INAH-DMC/Mauricio Marat
    INAH-DMC/Mauricio Marat
  • INAH-Zona Arqueológica Las Labradas
    INAH-Zona Arqueológica Las Labradas
  • INAH-Zona Arqueológica Las Labradas
    INAH-Zona Arqueológica Las Labradas
Las Labradas
El nombre de la zona deriva de la cantidad de petrograbados que existen entre la superficie de la arena y parte del mar.
Testimonio alucinante de los antiguos pobladores. Este sitio es diferente a todos no sólo porque se encuentra sobre la playa, sino porque atesora más de 700 grabados rupestres realizados sobre rocas volcánicas con motivos de plantas, flores, animales y figuras geométricas, que el mar no ha dañado.
Sobre la zona
Esta zona arqueológica, bordeada por espesos arbustos de mangle, se ubica específicamente en una extensión de playa con rocas basálticas de origen volcánico. En ella se encuentran más de 700 grabados rupestres con representaciones de humanos, animales, plantas y figuras geométricas.

Desde 2009, el INAH lleva a cabo un proyecto permanente de investigación en torno a los grabados rupestres y las culturas que se asentaron en la región durante la época prehispánica. A partir de los estudios arqueológicos realizados en la periferia ha sido posible identificar más de 20 asentamientos. En principio, se ha revelado la existencia de una ocupación precerámica (7000-5500 a.C.), anterior al inicio de la agricultura en el continente americano, caracterizada por una industria lítica en la que se encuentran puntas de proyectil de forma foliácea (tipo Lerma). También se ha establecido otra ocupación mucho más tardía, con la presencia de cerámica y otros materiales arqueológicos correspondientes a una cultura sedentaria (cultura Chicayota) vinculada con la tradición Aztatlán (750-1250).

Las Labradas es el primer asentamiento arqueológico abierto al público en Sinaloa. Se le decretó como zona de monumentos arqueológicos el 30 de noviembre de 2012. Sus grabados se hallan en la superficie de las rocas como figuras individuales o como paneles (de dos o más figuras). Además, se distribuyen sin un patrón definido; algunos se concentran en grupos o conjuntos y otros están aislados, si bien dicha distribución obedece más bien a las características físicas del mismo agrupamiento.

Las técnicas de manufactura incluyen la abrasión y percusión, siendo frecuentes los motivos en bajorrelieve y altorrelieve, junto con la simple remoción de la capa superficial de las rocas. Éstas son de diversas dimensiones y se caracterizan por su superficie lisa y pulida, redondeada por el mar, además de presentar un color oscuro y opaco, con varias tonalidades de grises durante el día. Asimismo, se hallan grandes cantidades de cantos rodados, producto de un evento geológico que tuvo lugar hace miles de años.

Existen por lo menos nueve grabados rupestres con alguna correspondencia espacial y, en algunos casos, numérica. Se relacionan con los cuatro puntos cardinales, los elementos solares y la cercanía con la línea imaginaria del Trópico de Cáncer. Es el caso de una de las rocas de mayores dimensiones al comenzar el recorrido por el actual acceso a la zona arqueológica. Sobre ella se observa una cruz de doble contorno dentro de un rectángulo; representa los cuatro rumbos o puntos cardinales.

De igual manera, en Las Labradas parece representarse de forma simbólica la celebración del solsticio de verano. Los elementos solares alusivos en las figuras geométricas y en la mayoría de los personajes humanos sugieren la presencia de una antigua cosmovisión prehispánica. En la mayoría de los grabados rupestres, el sol se reproduce ya sea como centro, origen y lugar de convergencia (en su aspecto espacial y geométrico); como luz, fuego, calor y movimiento ondulatorio (en su aspecto natural) y como objeto de contemplación, culto, adoración, exaltación y transformación (en su aspecto metafísico).

A lo largo de la ruta es posible observar también varios petrograbados que representan a personajes de cabeza circular y triangular, brazos abiertos o levantados y cuerpo completo o semicompleto, aunque también está solamente el rostro. Algunas figuras carecen de cabello y otras lo tienen de punta con variantes en el peinado. En ocasiones aparece una pequeña línea como boca, en tanto que la nariz se representa en muy pocos casos.
413930
INAH-FN
Vista de varios petroglifos en una roca, Las Labradas
316850
INAH-FN
Petroglifo con grecas, rombos y espirales, Las Labradas
316848
INAH-FN
Petroglifos de diseños geométricos en Las Labradas
316844
INAH-FN
Petroglifos en espirales y círculos procedentes de Las Labradas
316729
INAH-FN
Petroglifo zoomorfo en Las Labradas
316717
INAH-FN
Petroglifos con espirales en la playa Las Labradas, detalle
316723
INAH-FN
Panorámica de los petroglifos de Las Labradas
316849
INAH-FN
Vista de petroglifo en Las Labradas con varios diseños geométricos
316714
INAH-FN
Vista lateral petroglifos de dos seres antropomorfos en Las Labradas
7000 a.C. - 1200

Etapa Lítica
750 - 1200

Clásico Tardío a Posclásico Temprano

Sabías que...
  • Por sus características geológicas, naturales y culturales, Las Labradas es un sitio único en el continente americano.
  • Desde 2012, el gobierno mexicano ha estado promoviendo la zona arqueológica ante la UNESCO para que forme parte del Patrimonio de la Humanidad.
  • Los antiguos habitantes aprovecharon las formas naturales de las rocas. De hecho, hay muchas representaciones de rostros en esquinas, lo cual es característico de este sitio arqueológico.
Información práctica
Lunes a domingo de 9:00 a 18:00 hrs.

$65.00 pesos


  • Cuota por cámara de video
  • Cuota por cámara profesional
  • Domingos gratis (mexicanos)
  • Entrada libre a menores de 13 años
  • Entrada libre para estudiantes y profesores
  • Entrada libre para personas de la tercera edad
  • Prohibido mascotas
Se localiza en la franja costera del municipio de San Ignacio, en el sur del estado de Sinaloa, a 51 km al norte de Mazatlán y a 29 km al norte del Trópico de Cáncer.

De Mazatlán, tomar la autopista Mazatlán-Culiacán hacia el poblado de La Chicayota; en el km 51 (aproximadamente 40 minutos), tomar el retorno para seguir el camino de terracería hasta llegar a La Chicayota. En el límite poniente del poblado, localizar la vía del tren y seguir el camino; continuar a mano derecha, pasando por debajo del puente a desnivel. Después de una última vuelta a la izquierda, seguir el camino recto hacia la costa. La distancia entre La Chicayota y Las Labradas es de 2.5 km.

De Culiacán, tomar la autopista Mazatlán-Culiacán y seguir las indicaciones anteriores a partir del retorno localizado en el km 51 (aproximadamente dos horas).

 


Servicios
  • Sanitarios
  • +52 (667) 996 8450
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • FACEBOOK
  • TWITTER
Directorio
Encargado de la Zona Arqueológica
Leonardo Palazuelos Osorios
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
+52 (667) 713 92 52 y 7521541, exts. 338009 y 338000
1814
348_A_000_labradas_mauricio_marat_2
348_A_labradas_mauricio_marat_1
INAH-DMC/Mauricio Marat
348_A_labradas_mauricio_marat_5
INAH-DMC/Mauricio Marat
348_A_labradas_mauricio_marat_4
INAH-DMC/Mauricio Marat
348_A_labradas_mauricio_marat_3
INAH-DMC/Mauricio Marat
348_A_labradas_03
INAH-Zona Arqueológica Las Labradas
348_A_labradas_02
INAH-Zona Arqueológica Las Labradas
Norte
Testimonio alucinante de los antiguos pobladores. Este sitio es diferente a todos no sólo porque se encuentra sobre la playa, sino porque atesora más de 700 grabados rupestres realizados sobre rocas volcánicas con motivos de plantas, flores, animales y figuras geométricas, que el mar no ha dañado.
An extraordinary testimony to the ancient inhabitants, unique not only because of the beach location, but because of the more than 700 rock carvings on volcanic boulders. The motifs of plants, flowers, animals and geometric figures are undamaged by the sea.
El nombre de la zona deriva de la cantidad de petrograbados que existen entre la superficie de la arena y parte del mar.
The name of the site derives from the number of stone carvings found on boulders on the shore.

AVISO LEGAL

Los contenidos de este portal pertenecen al Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, pueden ser descargados y compartidos sin modificaciones siempre que se reconozca su autor y sin fines comerciales.

Footer MediatecaINAH

Guardar
Lugares INAH

Idioma